¡Que el ritmo no pare!

Febrero me regala dos proyectazos de voz de la mano de BLUEBERRY STUDIOS (aún no puedo decir ni mú…).

Esta será mi “oficina” durante las próximas tres semanas y yo…¡tan feliz con la calidad humana y profesional de este estudio! Todo un honor que mi voz y yo podamos trabajar aquí.

¡Agradecidaaaaa!